MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Apoyo a la Pouponniere

La Pouponnière de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María fue fundada el 5 de agosto de 1955 con el objetivo de acoger a los niños afectados por desnutrición y malnutrición que se veían obligados a salir prematuramente de los hospitales públicos, para consolidar e intensificar el tratamiento iniciado en el hospital.

Poco después surgió una necesidad aún más urgente que la anterior: acoger a los recién nacidos cuyas madres acababan de morir. Esto es una realidad en Senegal y un gran problema.
En dichos casos, los bebés mantienen contacto con sus familias, siendo el objetivo que sus padres o familiares los visiten los domingos por la tarde. Si se desarrolla normalmente, regresa con su familia al cumplir el año y medio de vida. Aún así, se continúa ayudando a la familia, dándole mensualmente la ración alimentaria de leche  hasta que el niño cumpla los dos años de edad; a partir de entonces se considera que la familia puede encargarse completamente.

La Pouponnière con el tiempo, respondió a otro objetivo nuevo: acoger al niño abandonado.Éstos son encontrados en las vías públicas, al borde las playas o en los basureros; otro caso son los bebés cuyo nacimiento constituye un problema para la familia, sea cual sea el motivo (niños nacidos fuera del matrimonio, niños de padres que no son de la misma etnia, o niños de madres jóvenes, que los padres de familia rechazan por lo que las madres se ven obligadas a renunciar a su maternidad).
Estos bebés son confiados por el Tribunal Regional de Dakar y pasan a ser criados, alimentados y acogidos en la Pouponnière, hasta que el Presidente del Tribunal se los confíe a una familia que solicite adoptarlos.  Las adopciones son hechas tanto por ciudadanos africanos como de otros continentes (siempre y cuando se firme anualmente el Tratado de la Haya. Actualmente las adopciones internacionales están paralizadas)

En la fecha actual hay a 80 bebés, de entre 0 y año y medio. Son bebés cuyas madres han muerto en el parto (80%) , proceden de familias con problemas o son bebés abandonados (20%). La Hna Justina de Miguel lidera este orfanato y cuenta con la ayuda de varias puericultoras senegalesas que cuidad a los bebés.

Hay voluntarios que ayudan en La Pouponniere a los niños, juegan con ellos, les dan de comer. Disponen de acuerdos con hospitales para poder llevar a 2 ó 3 niños máximo a la vez en caso de necesidad de hospitalización.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

APOYO A LA POUPONNIERE EN 2017

Después de valorar entre Construye Mundo y las Hermanas Franciscanas las actividades más prioritarias y necesarias a realizar pensando en los 81 bebés del orfanato de La Pouponniere, se decidió invertir los fondos del Premio Blas Infante en 3 partidas prioritarias:

1 -compra de medicamentos y productos farmacéuticos para la salud de los bebés

2 -recursos económicos para realizar pruebas médicas a los bebés con enfermedades crónicas ó peligrosas en los hospitales de Dakar.

3 -suministro eléctrico para las instalaciones del orfanato (aire acondicionado, luz, cocina...)


La Hermana Justina, Directora de la Pouponniere y del presente proyecto, nos transmitió la necesidad urgente y prioritaria de comprar medicamentos y productos farmacéuticos así como de disponer de recursos para las pruebas médicas de los bebés enfermos, por lo que el gasto principal ha sido en ello.


VALORACIONES GENERALES SOBRE LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO

La Pouponniere de Medina en Dakar, es conocida en toda la ciudad por la gran obra que realizan. Es apreciada enormemente por la sociedad por lo que van a seguir llevando a los bebés en estado crítico al orfanato. Esto es un factor social apreciable que da confianza y estabilidad al proyecto. El proyecto se ha ejecutado correctamente. 


Con los fondos se han comprado medicinas para los bebés (para hemorragias, infecciones, aerosoles, para neumonías, para diarreas, analgésicos, antiestamínicos y antibióticos principalmente). Por otra parte, se ha podido destinar parte de los fondos a la realización de pruebas médicas a 4 bebés:

- Una hermana Franciscana llevó al bebé Jacob Barnor al Gabinete de Radiología y Ultrasonido del Dr. Pineau (Cabinet de Radiologie et d`Echographie) a hacerse una radiografía pues el
bebé, desde muy chiquitin, las Hermanas notaros que tenía mucha dificultad en la defecacioó. Se hizo un examen radiologico con anestesia y resulto que tiene el intestino muy largo.

- En otra ocasión, otra Hermana acompañó al bebé Máreme Saw al Centro Hospitalario de la Orden de Malta (Centre Hospitalier de Lórdre de Malte), donde le hicieron 3 radiografías. El bebé tiene 2 meses,es prematura,y padece Factura de femur. Estuvo 5 semanas escayolada y se le hicieron varias Rx.

- Al bebé Fall Arthur Bara le llevaron las Hermanas Franciscanas al Hospital Fann de Dakar, al Centro de Cardiopediatría por los problemas basculares que el bebé padecía. Tiene Estenosis mitral. Está en tratamiento y con controles cada 2 ó 3 meses.

- Y al bebé Eric Mansour Niane le llevaron las Hermanas al Imageria Moderne du Sénégal donde le fue puesta una inyección y fue realizado un scanner de urología. Cuando llegó a la Pouponniere, se le encontró un bulto y resultó un tumor en un riñón. A los dos meses le operaron,le han quitado un riñón y el niño sigue bastante bien. Se le han hecho varios controles .Scanner fué el ultimo.

Gracias a estas pruebas médicas, los niños tuvieron un diagnóstico y después un tratamiento adecuado con el que mejorar su delicada salud infantil.

Otra parte de los fondos fue destinada a cubrir gastos de suministros tales como electricidad, tan necesaria para poder cocinar para los bebés, ó disponer de Aire Acondicionado en los meses de tanto calor en Senegal (se puede llegar a 45 grados lo cual es mortal para los recién nacidos) ó de luz pues a las 19h allí ya es de noche.

Entre las Hermanas Franciscanas hay un total compromiso en el proyecto para sacar adelante a los 81 bebés abandonados ó huérfanos de madre.

Este proyecto fue posible gracias al Premio Blas Infante "Casares por la Humanidad" del Ayuntamiento de Casares, Málaga.

 

 

LEER EL INFORME COMPLETO