MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Apoyo a la Pouponniere

La Pouponnière de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María fue fundada el 5 de agosto de 1955 con el objetivo de acoger a los niños afectados por desnutrición y malnutrición que se veían obligados a salir prematuramente de los hospitales públicos, para consolidar e intensificar el tratamiento iniciado en el hospital.

Poco después surgió una necesidad aún más urgente que la anterior: acoger a los recién nacidos cuyas madres acababan de morir. Esto es una realidad en Senegal y un gran problema.
En dichos casos, los bebés mantienen contacto con sus familias, siendo el objetivo que sus padres o familiares los visiten los domingos por la tarde. Si se desarrolla normalmente, regresa con su familia al cumplir el año y medio de vida. Aún así, se continúa ayudando a la familia, dándole mensualmente la ración alimentaria de leche  hasta que el niño cumpla los dos años de edad; a partir de entonces se considera que la familia puede encargarse completamente.

La Pouponnière con el tiempo, respondió a otro objetivo nuevo: acoger al niño abandonado.Éstos son encontrados en las vías públicas, al borde las playas o en los basureros; otro caso son los bebés cuyo nacimiento constituye un problema para la familia, sea cual sea el motivo (niños nacidos fuera del matrimonio, niños de padres que no son de la misma etnia, o niños de madres jóvenes, que los padres de familia rechazan por lo que las madres se ven obligadas a renunciar a su maternidad).
Estos bebés son confiados por el Tribunal Regional de Dakar y pasan a ser criados, alimentados y acogidos en la Pouponnière, hasta que el Presidente del Tribunal se los confíe a una familia que solicite adoptarlos.  Las adopciones son hechas tanto por ciudadanos africanos como de otros continentes (siempre y cuando se firme anualmente el Tratado de la Haya. Actualmente las adopciones internacionales están paralizadas)

En la fecha actual hay a 80 bebés, de entre 0 y año y medio. Son bebés cuyas madres han muerto en el parto (80%) , proceden de familias con problemas o son bebés abandonados (20%). La Hna Justina de Miguel lidera este orfanato y cuenta con la ayuda de varias puericultoras senegalesas que cuidad a los bebés.

Hay voluntarios que ayudan en La Pouponniere a los niños, juegan con ellos, les dan de comer. Disponen de acuerdos con hospitales para poder llevar a 2 ó 3 niños máximo a la vez en caso de necesidad de hospitalización.