MENU
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

PROYECTO ARTÍSTICO y Entrevista a Nuria Vernacci (pintora y socia de Construye Mundo)

17 de mayo de 2017

En su infancia, Nuria Vernacci creció oliendo a pinturas de óleo y aguarrás, y rodeada de objetos bellos. Tres generaciones atrás, su familia ya se dedicaba al arte y muy particularmente a la fotografía. Es pintora de trayectoria internacional con la difícil temática –entre otras- del retrato contemporáneo, muy especialmente, el retrato infantil, habiendo realizado el de Su Majestad la Reina Doña Sofía y los de las Infantas Doña Leonor y Doña Sofía. Posee una larga trayectoria profesional y numerosos premios. Como amante de la naturaleza realiza igualmente obras aunando niños con animales y combinándolo con formas abstractas de collage,  logrando composiciones sugerentes y llenas de misterio, donde el observador encontrará sus propias respuestas a las incógnitas presentadas.

Ella es la artífice del precioso retrato a Vicente Ferrer que ilustra la portada de nuestro libro solidario "El árbol de la esperanza. Un voluntariado con Vicente Ferrer" donado cariñosamente para la ocasión. Además, en el interior del libro, aparecen otros retratos de niños indios donados también por Nuria Vernacci.

 


-Nuria, ¿qué te motivó para realizar un retrato a Vicente Ferrer?

Quería (y sigo queriendo) aunar dos deseos internos, mi profesión de pintora y tratar de ayudar a construir un mundo un poco mejor, colaborando muy especialmente en el desarrollo de la infancia más desprotegida a través de la Fundación de Vicente Ferrer, en aquel momento.

-Además de ceder la reproducción del retrato de Vicente Ferrer para el libro solidario de Construye Mundo "El árbol de la esperanza. Un voluntariado con Vicente Ferrer", aparecen en dicho libro otros retratos de niños indios. ¿Qué significa para tí el retrato infantil y en qué se diferencia de un retrato a adultos?

Bueno, realmente me interesan todos los rostros, de adultos, de viejos, de niños... En estos últimos me interesan mucho el candor y limpieza de su mirada, su alegría, su coraje. En la gente mayor, las historias que cuentan. Pero claro, también te encuentras niños que tienen con sus pocos años historias de siglos, gente adulta que no ha perdido a su niño interior y le sale a través de los ojos... en fin, el ser humano, en su magnífica diversidad y con la tremenda manifestación de sus emociones a través del gesto, de la postura, de la mirada... es lo que trato de captar.

-¿Qué opinas sobre la cooperación al desarrollo?

Es cada vez más necesaria puesto que los gobiernos de los distintos países desarrollados no están asumiendo su responsabilidad sobre los problemas que han creado ellos mismos en países en vías de desarrollo o tercer mundo. Ya que ellos son así de irresponsables, muchas personas de países desarrollados, ya sea por justicia, por mala conciencia, porque se nos parte el corazón sabiendo como sabemos los problemas a los que se enfrenta la mayoría de la población mundial, o por simple generosidad, estáis tejiendo una red de cooperación y ayuda al desarrollo para construir un mundo mejor.

Nuria Vernacci (segunda comenzando por la derecha)

-¿Cómo conociste a Construye Mundo y qué te atrajo de nuestra organización?

A través de un amigo que había estado trabajando con Vicente Ferrer en India y cómo Construye Mundo se fundó gracias a personas que habías trabajado allí. Lo que más me gustó fue que trabaja en África y concretamente en Senegal; que lo hace en diferentes ámbitos del desarrollo porque produce más impacto y sostenibilidad y al final es un desarrollo global de la zona. Que es una ONG pequeña con un alto capital humano, entrañable, de personas alegres, generosas y con gran ilusión en su proyecto.

-¿Desde cuándo colaboras en Construye Mundo y de qué manera lo haces?

Desde 2012 como socia y cediendo gustosa las reproducciones de esos trabajos de retratos para hacer el libro de "El árbol de la esperanza".....Asisto activamente a las Asambleas, reuniones y apoyo los eventos solidarios. Además, vamos a poner en marcha una bonita colaboración de venta de mi obra y un porcentaje de dicha venta quiero que vaya destinada a los proyectos de Construye Mundo.

- Por favor, cuenta  a nuestros socios y seguidores más sobre este proyecto de colaboración tan interesante y qué tipo de obra tienes a la venta. Háblanos de ello.

Tengo una serie de cuadros de diferentes épocas que voy a poner a la venta a un precio muy inferior (llegando al 50%) de su valor en galería y de ese importe un 30% lo donaré a Construye Mundo. Algunos de estos cuadros tienen temas senegaleses ó africanos.

También tengo una serie de objetos y antigüedades a la venta y sería lo mismo, a partir de 20 € de venta, donaría a Construye Mundo 15% del importe y pasando los 40 €, el 30%.

-¿Cómo pueden contactarte las personas interesadas en comprar alguna de tus obras y colaborar así con Construye Mundo?

Pueden hacerlo a través de Construye Mudo, ó llamando al 618.390.218 y mandando un correo a Construye Mundo una vez realizada la compra para que tenga noticia de ello. Invito a visitar mi página webwww.nuriaruizvernacci.comy ver  mi trayectoria y fotografías. 

¡¡¡¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!!!!

VER EL PROYECTO: (haz click en la imagen)


Entrevista a Demba; nuestro fantástico guía en los viajes solidarios

El pasado 18 de mayo, tuvimos la suerte de recibir en Madrid a nuestro compañero Demba, afamado guía de nuestros viajes solidarios y persona  extremadamente comprometida con el desarrollo de su país. Su pasión por la cooperación al desarrollo le viene desde hace más de 10 años y lo ejercita activamente a través de diferentes organizaciones de desarrollo y de los viajes solidarios. No duda en colaborar en cualquier iniciativa sólida que pretenda beneficiar a la gente de su país.

Demba lleva realizando viajes por Senegal desde hace 17 años y desde hace 10 años con españoles. Habla wollof, francés, italiano y español perfectamente, ¡hasta gasta bromas en castellano mejor que cualquiera de nosotros!. Desde hace años se ha especializado en viajes para españoles y desde 2016 es el partner de Construye Mundo.

 Le recibimos en nuestra sede de Madrid, junto con Pappo, un compañero suyo senegalés.

 

  1. Demba, ¿En qué se diferencia un viaje solidario de un viaje turístico normal? ¿cuál crees que es el valor añadido?

La diferencia es que con viajes solidarios, ves Senegal y aportas un granito de arena. En turismo no. Yo no soy un guía turístico para ganar dinero (en el pasado tuve la oportunidad de dedicarme con un touroperador grande al turismo pero no lo hice) prefiero que el dinero vaya a los proyectos. Soy un guía de ayuda humanitaria.

  1. Cómo son los viajes solidarios de Construye Mundo en Senegal?

Desde mi punto de vista está bien planificado pues se visitan zonas menos turísticas, lo cual es importante. Se arriesga a llevar a la gente más lejos, hasta Podor, zonas aisladas donde la gente necesita realmente ayuda, zonas donde no hay nada, donde no llegan las carreteras. Para llegar allí un senegalés ha de pensárselo dos veces pues es un viaje largo. Es un triunfo de Construye Mundo hacer estos viajes pues hay pocas asociaciones que lo hagan. Hubiera sido más fácil quedarse en San Luis.

  1. ¿Por qué los viajes están diseñados para un grupo reducido de personas (10)?

Para un número mayor de personas, el grupo es más difícil de manejar. Al llegar a los poblados, es más fácil sensibilizar a un grupo pequeño. No se trata de llenar el pueblo de turistas. No hablamos de dinero, es no importa, sino de hacer llegar la información al grupo y dar calidad de servicio, hacerles sentir la realidad.

  1. ¿Cómo percibes a los viajeros que realizan este tipo de viajes? ¿Qué crees que les motiva para realizarlo?

Son clientes diferentes, gente con sensibilidad. Son gente de todo tipo pero comprometida, buscan el contacto con la realidad del país. No son viajes "desde la ventana del autobús", se trata de compartir con los senegaleses, conocerlos, conocer la realidad.

  1. En la ruta programada por Construye Mundo en 2017, se visitan los proyectos de Thiloucky (escuela rural y casa de salud), Diaga Awgalli (bancos comunitarios), Keur Thième (granja avícola), la Pouponnière (orfanato de niños) y el Hogar María Goretti (formación profesional a mujeres jóvenes). ¿En qué consisten estas visitas a los proyectos de desarrollo? Es decir, ¿qué se hace y cómo se comparte entre los viajeros y los beneficiarios?

Al llegar a los poblados el CGC (Comité de Gestión Comunitaria) del pueblo, explica directamente a los viajeros los proyectos que allí se han realizado, yo únicamente sirvo de traductor si se necesita, pues si el viajero habla francés, puede comunicarse directamente con ellos. Hay contacto directo con la comunidad.

Los viajeros van, ven los proyectos in situ con los beneficiarios. Les explican los proyectos, reciben la información y pasan el día con ellos. Todo es transparente, se puede hablar, preguntar, intercambiar dudas, vida en España y en Senegal. Se hacen actividades (cocinar con las mujeres, partido de fútbol, taller con niños, dibujos, costura…) y charlas. Iniciativas de la gente del poblado.

  1. Respecto a los viajes solidarios de Construye Mundo, ¿qué lugares turísticos son los que más atraen a los viajeros?

La isla de Gorée, por su historia, el corazón de las visitas en Dakar, el lugar más visitado, el Lago Rosa por ser antiguamente el final del rally Paris-Dakar, el desierto, San Luis, por ser la antigua capital senegalesa y sus edificios de la época colonial, la isla de las conchas o el Delta del Sine Saloum, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  1. ¿Cómo es un día de un viaje solidario de Construye Mundo en Senegal?

Durante el desayuno, se hace un briefing del día contando lo que se va a hacer, dónde se va a ir, qué se va a visitar. Si se visita uno de los proyectos, siempre hay un recibimiento a los viajeros por parte del Comité de Gestión y la Comunidad, con bailes, tambores, es todo un espectáculo. Luego todos nos sentamos en círculo y damos la bienvenida, hablamos de los proyectos, la gente cuenta su experiencia en el proyecto, se comparte comiendo, se toma "ataia" (té típico senegalés).También se hacen actividades como ya he comentado (por ejemplo se echa un partido de fútbol con los jóvenes de la comunidad...). Al final del día hay una última reunión todos sentados, es una "charla de la esperanza", donde la gente de la comunidad habla de sus futuras necesidades y yo siempre les digo "Si lo medrecéis, lo tendréis" ya que el esfuerzo personal y comunitario pienso que es el factor clave. Hay un discurso de despedida.

  1. ¿Qué sentimientos y sensaciones crees que traen a España los viajeros cuando regresan?

La gente aprende, es una colaboración mutua. Ellos dan y también reciben. Vuelven más solidarios pues viven la experiencia de ayudar a los que no tienen, vienen sensibilizados. Por ejemplo, un crío que  estuvo en Senegal y allí vió a niños sin zapatos, cuando regresó, lo poco que tenía decidió compartirlo (ropa, juguetes, material escolar…) lo mandó a Senegal. Al cabo del tiempo, a veces se olvidan, el ritmo de España es distinto y a veces se queda en palabras, pero hay gente comprometida para toda la vida, gente que ha viajado más de 14 veces a Senegal, gente que sigue pensando que puede aportar, ayudar a la gente allí.

Los españoles en general sois más solidarios que otras nacionalidades. He trabajado con franceses e italianos, pero no se alían para la cooperación, no tienen tanto feeling como los españoles con los senegaleses. Los españoles son desde el principio más solidarios, más comprometidos. Sí que tienen miedo de dónde va el dinero. Se fían más de las asociaciones pequeñas, que dan información continua y realizan asambleas para que la gente se quede contenta y no les cuesta dar 5 ó 10 € al mes que se gastarían en cafés y es para una buena causa.

  1. ¿Puedes dejarnos algún comentario para nuestros socios / simpatizantes?

Decir que hay que seguir aportando el “granito de arena”. La ayuda humanitaria es un mar abierto. Hay muchas necesidades. El sistema de gobierno en Senegal no funciona. Sin grandes pretensiones, queremos ayudar con pequeños proyectos a que las comunidades tengan esperanza, a vivir la vida de hoy, mejorar el día a día con las iniciativas. Y trabajar para que lo aprovechen, que no dejen escapar esa oportunidad de desarrollo.

¡Muchas gracias Demba!, un placer tenerte y teneros con nosotros. ¡Nos vemos en Senegal!

 

Taller de sensibilización en el IES Doctor Marañón

El jueves 16 de marzo de 2017 estuvimos en el Instituto de Enseñanza Secundaria Doctor Marañón en Alcalá de Henares haciendo un taller de sensibilización con chicos de 1º ESO y de 2º Bachillerato.

Gracias a Araceli Aparisi y José María González, dos profesores del Instituto, tuvimos la oportunidad Judit y yo, Lourdes, de acercarnos hasta Alcalá para hablar de ¿Por qué? ¿Para qué? y ¿Cómo? Construye Mundo trabaja en Senegal.

Tras una breve presentación sobre quiénes éramos y cuáles eran los motivos que nos llevaron a trabajar en Construye Mundo, (fundar la ONG junto a otros compañeros tras su experiencia de voluntariado en la India con la Fundación Vicente Ferrer y la necesidad de continuar haciendo cosas por los demás en otros países, en el caso de Judit y comenzar a hacer voluntariado en mi caso, con la necesidad de hacer algo útil y emplear mi tiempo y conocimientos en beneficio de los demás), y bajo la línea de VER – PENSAR – ACTUAR, fijarnos en una realidad, mirando más allá de nuestro pequeño entorno, pensando qué se puede cambiar y cómo para finalmente poder llevar a cabo acciones de mejora, construyendo así un mundo mejor… comenzamos el taller preguntando ¿POR QUÉ?

 

 


 

 

Con 6 aspectos importantes de desarrollo (educación, infancia y juventud, empleo, igualdad de género, salud e higiene y alimentación y medio ambiente) y divididos en grupos, los chicos nos contaron qué diferencias veían ellos en estos aspectos desde el punto de vista de un país en desarrollo como Senegal y un país desarrollado como España.

Nos dijeron muchas y muy buenas ideas, que intentamos corroborar a través de fotos y nuestra experiencia en Senegal. Así por ejemplo se habló de la alfabetización en Senegal que únicamente es del 42%, del acceso a estudios, de la pobreza, la mendicidad, la infancia y juventud trabajadora… de la situación social y laboral, de la falta de oportunidades, de la emigración y el desarraigo social, de la discriminación de la mujer, del matrimonio precoz concertado o de la mutilación genital femenina como lacras en la sociedad senegalesa. De la falta de infraestructuras y acceso a recursos educativos, sanitarios, al agua… de la contaminación, la vida entre plásticos, de las condiciones higiénicas y salubres correspondientes…

Tras ser conscientes de esa otra realidad, pasamos a pensar ¿PARA QUÉ? Las respuestas casi salen solas después de la batería de ideas que surgieron en el ¿por qué? un momento antes... para reducir la pobreza, frenar la emigración, mejorar el empleo, asegurar el alimento, capacitar a los jóvenes para que tengan un futuro más digno, empoderar a las mujeres para reducir esa discriminación y facilitar el acceso a las medicinas, a la salud…

Y por último, la acción… ¿CÓMO? ¿Cómo se pueden materializar todas esas buenas ideas a través de proyectos?… Se puede, claro que sí. Siempre proyectos demandados por los propios beneficiarios (iniciativas rurales de agricultura, ganadería, pequeños comercios, bancos comunitarios, formación…). Les contamos como ejemplo cómo con 50-60€, cantidad de un microcrédito, una persona podía iniciar una actividad económica comprando un par de cabras, alimentándolas, reinvirtiendo sus ganancias en gallinas o más cabras, para sacar adelante a su familia.

Y acabamos preguntando ¿Y tú? Nos preguntamos: ¿Y si fuera yo la persona que necesita ayuda? ¿Qué puedo hacer yo que he tenido la suerte de nacer en un país desarrollado? Ahora quizás, después de VER y PENSAR, somos capaces de ACTUAR, de aportar un granito de arena. Una pequeña ayuda, aunque sea pequeña, es importante, pues para la persona que lo recibe sí que es importante.

Nos fuimos de Alcalá con la alegría de acercar Senegal, su realidad y sus gentes, a unos cuantos chicos y chicas, con la esperanza de que alguno de ellos no sólo oyera sino escuchara, no sólo hablara, sino reflexionara, creando mayores consciencias de un mundo que no se acaba a la salida del colegio, o a la salida de casa, que va más allá de la familia o los amigos. Un mundo que no está tan lejano y que es real y que necesita igualdad y ayuda para su desarrollo.

¡¡Gracias a todos ellos por su atención!!

Entrevistas a mujeres jóvenes del Hogar María Goretti

HOGAR MARÍA GORETTI:

Cuentan con 57 chicas, las cuales pasarán allí 2 años. Para poder vivir en el Hogar, primero la familia debe solicitarlo a las Hnas Franciscanas y éstas hacen una selección en base a las necesidades y grado de pobreza de las familias. Muchas de ellas no han tenido posibilidad de ir a la escuela antes. Las 57 chicas se organizan en 2 grupos. Tienen turnos de manera que una semana un grupo ayuda en la Pouponnière, con los bebés, y mientras el otro grupo asiste a los cursos que se imparten. Y la semana siguiente se cambian. Los cursos a los que asisten son: alfabetización, cocina, informática básica, francés, costura, artesanía, seguridad, puericultura, salud, bricolaje, tareas de limpieza etc.

 

 


 

Hemos hecho entrevistas a algunas chicas del Hogar María Goretti:

1) Natalie tiene 22 años. Es de Guinea Bissau y lleva en el Hogar desde 2015. Antes de llegar al Hogar había tenido que dejar sus estudios y no quería quedarse sin nada que hacer. Le gusta mucho la vida que hace allí. Está aprendiendo a trabajar en la cocina, a trabajar con los bebés y además está teniendo una buena educación. Lo que más le gusta son los cursos de cocina. Está convencida de que la experiencia de vivir en el Hogar le va a ayudar a tener una vida mejor, está aprendiendo muchas cosas. Cuando salga del Hogar le gustaría trabajar y al mismo tiempo continuar sus estudios.

 


 

2) Emilie tiene 22 años y su familia vive en Dakar. Lleva en el Hogar desde agosto de 2014. Ella dejó la escuela para ir allí y ayudar a sus padres. Dice que es su sueño. Va a casa cada 15 días, con su hermana que también está en el Hogar. Echa de menos a su familia, pero tiene a sus compañeras.

Hablando de las hermanas, nos cuenta que son muy acogedoras, que cuidan de ellas y cuando están enfermas las llevan al hospital. Lo que más le gusta de allí es cuidar de los bebés y la cocina, sobre todo la cocina senegalesa y hacer pasteles, aunque le gustan todas las materias que dan.

En un futuro, lo que le gustaría sería trabajar en la cocina en la casa de algún extranjero o con niños.

 


 

3) Marie Paule tiene 20 años y es de Dakar. Lleva en el Hogar desde 2015. Fue su padre el que la dijo que fuera allí para preparar su futuro. Los fines de semana se va con su familia. Lo que más le gusta es la repostería, los bebés y la cocina.

Tiene una buena relación con sus compañeras; allí les han enseñado a tener un buen comportamiento, respetarse unas a otras y ayudarse. 

 

 


 

 

4) Thèrese tiene 21 años y también es de Dakar. Ella está en el Hogar desde hace un año, su padre la invitó a ir allí, a aprender a cocinar. A sus compañeras las ha conocido aquí, no las conocía de antes y se llevan muy bien. Lo que más le gusta es la cocina y estar con los bebés en la Pouponnière.

Es la primera vez que ella vive fuera de su casa, y lo aconsejaría a otras chicas.

 

 

 

 

5) Elisabeth tiene 22 años y es de Ziguinchor. Ella va los fines de semana a ver a su familia. Llegó al Hogar porque se puso mala y la llevaron a Thiès, allí su hermano mayor oyó hablar del Hogar y decidió ir.

Como se dividen en 2 grupos, unos están una semana en la Pouponnière y otros recibiendo cursos y luego cambian. Lo que más le gusta es ocuparse de los bebés. Le encantaría seguir con sus estudios cuando acabe su tiempo en el Hogar.

 

 


Nos despedimos contentas al ver una organización sólida que funciona bien y cuyas acciones y proyectos son muy eficaces y resolutivos.

VER TODAS LAS FOTOS

 

VOYAGES SOLIDAIRES AU SÉNÉGAL 2017

SPONSOR:

 

ONG CONSTRUYE MUNDO organise des Voyages Solidaires au Sénégal afin de proposer le meilleur tourisme sénégalais et de faire connaître les projets solidaires que l'ONG réalise dans des communautés tribales au nord et au centre du pays.

Si vous souhaitez voyager dans d'autres dates différentes aux proposés, et vous êtes un groupe de 4 personnes minimum, demandez-nous parce que nous pouvons l'arranger ;-)


Notre contact est:

  - E-mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.  

  - téléphone et whatsapp: +34.640.026.896 (du lundi au vendredi 9:30-13:30 et 15:00-17:00 h.)

Nous vous invitons à vivre des vacances solidaires et très différentes.

> Lisez des  CONSEILS pour voyager au Sénégal avec Construye Mundo 

>  + CONSEILS pour voyager au Sénégal

>  Vaccinations en cas de voyage à l'étranger

>  Centres de vaccinations internationales

> Nous vous recommandons notre Libre Solidaire "Senegal:Relatos de viajes y cooperación al desarrollo" avec les expériences de 14 personnes liées avec Construye Mundo (voyageurs solidaires, bénevoles, techniciens des projets, journalistes...) qui ont connu le Sénégal et nos projets de coopération. Les fondes recuellis seront entièrement destinés à des projets de coopérations au développement. (en espagnol)

> Vous avez des doutes? Lisez les FOIRE AUX QUESTIONS

EXPÉRIENCE EN DEC 16- JAN 17  

(en espagnol)

PHOTOS DU VOYAGE SOLIDAIRE DEC 16-JAN 17 

 

EXPÉRIENCE DE MAYTE MATÍNEZ AOÛT 2015

(en espagnol)

PHOTOS DU VOYAGE SOLIDAIRE AOÛT 2015

EXPÉRIENCE DE CHAIME CAPABLO AOÛT 2014 

(en espagnol)

PHOTOS DU VOYAGES SOLIDAIRE JUILLET 2014

PHOTOS DU VOYAGE SOLIDARIE AOÛT 2014

Experiencia de viajera en Senegal visitando nuestros proyectos (dic 2016-enero 2017)

Hace un mes, se aproximaba la hora de la despedida en el aeropuerto de Dakar, en el mismo punto lleno de diferentes sensaciones donde nos habíamos conocido un grupo de 7 personas procedentes de diferentes zonas de España. Íbamos a pasar unas Navidades en Senegal, lejos de nuestros seres queridos pero sin poder imaginar que llegaríamos a formar nuestra pequeña familia junto a nuestros dos acompañantes, Demba y Cheis.

Se trataba de pasar unas Navidades recorriendo el país, tanto visitando las zonas turísticas como los poblados con los que colabora la ONG Construye Mundo.

Iban pasando los días y a medida que visitábamos los poblados nuestra familia se ampliaba. Recorríamos kilómetros en la furgoneta para llegar a los destinos más remotos dónde entre nosotros se podía escuchar “que allí ya no había nada más”, lugares donde ya no existía el turismo y los poblados cada vez estaban más dispersos e incluso la vegetación escaseaba. Pero a la llegada al primer poblado nos dimos cuenta de que allí  “LA NADA” se convertía en “EL TODO”.

Visitamos las diferentes aldeas; Diaga Awgali, Thillouki y Keur Thiéme

En todas y cada una de ellas a medida que nos acercábamos toda la comunidad estaba esperándonos. Nos recibían entre bailes, risas, abrazos, aplausos, nos ofrecían sus mejores alimentos…todo lo que poseían se lo ofrecían a unos completos desconocidos…Tan sólo aportamos nuestra pequeña visita y ellos nos lo aportaban todo.

A lo largo del día nos mostraban el desarrollo de los proyectos que promueve Construye Mundo, disfrutábamos del tiempo libre jugando, dando paseos hasta el rio…, con todos los miembros de la aldea, pero sobre todo los más pequeños se convertían en los más grandes ese día y sólo con ver sus sonrisas merecía la pena haber recorrido todo ese camino.

La “NADA” pasa a ser el “TODO”,  el “TODO” es lo que las personas de las aldeas nos aportaban, a pesar de explicarnos sus necesidades con el fin de pedir ayuda,  nos ofrecían sus mejores VALORES, compartíamos sus mejores comidas bajo la sombra del árbol, nos ofrecían su espacio, su tiempo, su amabilidad…

Además de la ruta por las aldeas el viaje solidario se complementa de la visita a las zonas turísticas combinada con alojamientos solidarios, restaurantes locales, convivencia con las personas del país,  lo que hace que el viaje sea totalmente una experiencia inolvidable.

Los sentimientos encontrados que descubrimos en Senegal se complementan con la mezcla de olores, sabores, sensaciones, contrastes…A la llegada al país descubrimos nuestro primer contraste, el ambiente era totalmente diferente al que habíamos dejado atrás hacía 7h, una nueva experiencia por vivir, una de esas que para nosotros será la mejor de nuestras vidas o ese viaje que has de hacer por lo menos una vez en la vida. Donde quizá tú como una persona no cambies el mundo, pero si aseguramos que ellos te cambian a ti.

 

VIAJES SOLIDARIOS A SENEGAL 2017

PATROCINAN:

El turismo sostenible es una forma de turismo que sigue los principios de sostenibilidad. El turismo sostenible o solidario está comprometido con el medio ambiente y la cultura autóctona, intentando producir el menor impacto posible sobre ellos, a la vez que contribuye a generar ingresos y/ó empleo para la población local.

Es una forma de viajar basada en el respeto de los viajeros hacia las personas y lugares que se visitan mediante un acercamiento más profundo a la realidad del país y un intercambio intercultural positivo entre ambas partes. Se pretende conseguir un impacto positivo tanto en las comunidades que se visitan como en el propio viajero. 

Además, contribuye al desarrollo económico de la zona a través  del alojamiento local, consumiendo productos autóctonos y visitando los proyectos solidarios que se llevan a cabo. En nuestros viajes, una parte del precio total va destinada íntegramente a los proyectos de cooperación de Construye Mundo.

La Organización Mundial del Turismo define turismo sostenible como: "El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas".

Os presentamos el viaje de turismo sostenible que desde Construye Mundo hemos organizado este año. Esperamos que sea de vuestro interés ;-)


 

> Te recomendamos nuestro Libro Solidario "Senegal: Relatos de viajes y cooperación al desarrollo" con las experiencias de 14 personas (viajeros solidarios, voluntarios, técnicos de proyectos, periodistas...) que han conocido Senegal y nuestros proyectos de cooperación. Los fondos recaudados son íntegramente destinados a proyectos de cooperación al desarrollo.


 

 

> Lee estos  CONSEJOS para viajar a Senegal con Construye Mundo 

> ¿Tienes dudas? Lee las  PREGUNTAS FRECUENTES

 

 

 

EXPERIENCIA DE VIAJERA EN DIC 16-ENERO 17

 

ÁLBUM DE FOTOS DEL VIAJE DIC 16-ENERO 17

 

EXPERIENCIA DE MAYTE MATÍNEZ AGOSTO 2015

ÁLBUM DE FOTOS DEL VIAJE SOLIDARIO AGOSTO 2015

EXPERIENCIA DE CHAIME CAPABLO AGOSTO 2014

ÁLBUM DE FOTOS DEL VIAJE SOLIDARIO JULIO 2014

ÁLBUM DE FOTOS DEL VIAJE SOLIDARIO AGOSTO 2014

Identificación otros proyectos, colectivos necesitados y organizaciones locales

Octubre-noviembre 2016 Viaje de identificación y seguimiento de proyectos a Senegal

 

Apoyo a la Asociación de niños y jóvenes trabajadores africanos (AEJT Association des Enfants et Jeunes Travailleurs)

Nos reunimos en 3 ubicaciones diferentes (Dakar, San Luis y Louga) con una experimentada y sólida organización local que trabaja con la Asociación de niños y jóvenes trabajadores africanos (AEJT Association des Enfants et Jeunes Travailleurs). Dicha asociación está organizada en Grupos de Base (GB) de unos 20-35 niños y jóvenes trabajadores por GB. Los GB están agrupados en Asociaciones y luego están coordinados a nivel nacional.

Dakar:

Se defienden los derechos del niño, como el derecho a una formación para aprender un oficio, derecho a no tener que emigrar, derecho a ejercer actividades con seguridad, derecho al descanso, derecho a ser escuchados, a ser respetados, a aprender a leer y escribir, etc.

Se les da educación no formal sobre todo en la práctica de algún trabajo (jabones, tintura de telas…) Los grupos se organizan para tener una cuenta de ahorro y de crédito y llevar a cabo actividades de comercio, confección, cría de pollos. Llevar a cabo una actividad económica es muy demandado por los jóvenes.

Cuando un niño tiene un problema es ayudado por los más mayores (aînés). Los “aînés” son jóvenes que comenzaron en el movimiento cuando eran niños y que han permanecido en él.

Se destaca la importancia de la formación y de la identificación de las iniciativas económicas a llevar a cabo.

Hablamos de hacer identificación de actividades productivas por zonas. No es igual una zona que otra en Senegal.

Trabajan haciendo un Plan de Acción 2017 con una escuela privada extranjera que les apoye en una fuerte formación profesional, lo que es sumamente importante desde nuestro punto de vista.

 

San Luis:

A los niños y jóvenes trabajadores les dan una formación para identificar las necesidades del mercado, por ejemplo, hacer pasteles, tartas, hacer zumos, formación en calzado, técnicas de costura, hacer jabón, hacer harina con arroz o mijo (lo muelen, transforman el cereal para hacer una especie de gachas), a hacer una salsa especiada, etc. Para después vender en los barrios.

Les dan dos tipos de formación, una de la propia actividad y otra para gestionar la compra-venta.

Se les presta ayuda también a los niños que quieren ir a la escuela. Hay otros niños que por distintas razones (si van a la escuela no tienen dinero para comer, el miedo a que les regañen, discriminación…) no van a la escuela. Por otro lado se apoya a las familias con alguna AGR (Actividad Generadora de Ingresos) para que dejen a los niños ir a la Escuela y no tengan que trabajar ayudando a su familia. Por ejemplo, en el barrio de pescadores los padres piensan que ir al colegio tanto tiempo (durante 15 años en la vida del niño) es una pérdida de tiempo.

Se hace alfabetización (no formal) de los niños/as en los barrios (escribir, hablar, leer en francés, saber calcular…), en los llamados Grupos de Base (GB) = grupo de unos 25-30 niños. También trabajan con las chicas, tienen el problema de que se quedan embarazadas muy pronto, les dan charlas y las enseñan a ser líderes.

Los niños de 10-12 años son apoyados por los más mayores (aînés) de 25-28 años.

También se hace promoción de los derechos del niño:

-Convención de los Dchos Hnos de los niños por NNUU

-Charte Affricaine des Droits du Bienêtre de l’Enfant (CADBE).

En cuanto a la organización en Saint Louis, los 25 grupos de base (GB) existentes, agrupado  s por barrios, se agrupan a su vez dentro del Movimiento Africano de Niños y Jóvenes Trabajadores (MAEJT en francés), y por encima de éste, para las distintas ciudades donde se encuentra (S. Louis, Louga, Thiès, Dakar, Kaolack, Djourbel, Fatick…) hay una Coordinación Nacional del movimiento.

Los GB son acompañados por 2 personas y disponen de un plan de acción donde se describe lo que se va a hacer ese año, se ve lo que no funciona y cómo se solucionará.

Cada GB tiene su reunión en el barrio. Los representantes de la Asociación se reúnen para tomar decisiones. cuenta con un formador en gestión. . En el equipo de S. Louis hay 6 personas: uno encargado de la salud, otro que hace el tour de la ciudad identificando a los niños en la calle y orientándolos, una persona que acoge, escucha y orienta. Durante la mañana los niños realizan su trabajo.

Otro problema de la zona es la no inscripción de los niños en el registro civil al nacer. Ellos les ayudan con el papeleo. 

 

Louga:

Proyecto sobre protección de niños en colaboración con la Asociación de Niños y Jóvenes Trabajadores (AEJT) para este año 2016. El proyecto está englobado dentro de una estrategia nacional y permite la prevención en los barrios contra la violencia, promocionar los derechos de los niños, realizar actividades de sensibilización, escolarización, dotar a los niños de familias pobres de material escolar, la reintegración de los niños en los colegios, dar una formación capacitadora, cualificadora (labores de punto, transformación agroalimentaria de productos locales (cereales, frutas, legumbres), costura, peluquería…) a niños que han tenido dificultades en seguir su educación, con el fin de que tengan una profesión. También se hacen cursos de alfabetización no formal en los GB. Disponen actualmente de 3 locales. En su inicio estos cursos estaban destinados a los niños que no iban al colegio, pero ahora también se da a niños que necesitan refuerzo, aunque vayan a la escuela.

La formación profesional (peluquería, costura, carpintería, mecánico, eléctrico, construcción, albañilería, aire acondicionado, transformación de productos locales como fruta, cerales, legumbres, agroalimentarios...) se da en un Centro de Formación Profesional (CFP, en Louga está el CRETEF) y dura entre 2 y 5 años, dependiendo de la profesión. La matrícula cuesta 18.000 FCFA y el curso 20.000 FCFA /mes.

En Louga cuentan con 11 Grupos Base (GB) y más en los alrededores, con un total de 18 GB.

A través de la “Iniciative Combiné pour le Changement (ICC)” (Iniciativa combinada para el cambio), los chicos de los GB ahorran su propio dinero. Cada semana ahorran una cantidad que dan al responsable y que funciona como una cuenta de ahorro y préstamo (algunos inician negocio otros compran según sus necesidades). Una Fundación de origen sueco  les ayuda poniendo dinero en esta cuenta. Cada niño aporta una cantidad semanal de unos 100 FCFA y después de 6 meses pueden beneficiarse de un crédito. La Fundación sueca triplica la cantidad. Se lo prestan sin interés a los niños y lo devuelven poco a poco desde el primer mes. Cada niño dispone de su tarjeta de ahorro donde va apuntando sus entradas y salidas de dinero y el tesorero encargado lo controla en otro registro. Cuando llegan a 25.000 FCFA lo llevan al banco. Todos los grupos tienen una cuenta con las aportaciones de todos los integrantes del GB. Hay un Comité de Crédito en el grupo y unos supervisores que controlan. Hay algún problema con las devoluciones.

Se habla de que sería bueno preparar al niño antes, formarle, acompañarle y asesorarle para que utilice de manera prudente y eficaz su dinero. Comentan que a veces los niños cambian de idea por influencias externas e inician otro negocio al pensado inicialmente y emplean mal el dinero.

Preguntamos si sería bueno tener formación en gestión para estos niños, si les apoya alguna escuela que les pueda ayudar en la formación en gestión. Nos dicen que capacidades y recursos hay, pero que necesitan dinero para su financiación.

Vemos clara la importancia de la formación profesional en los niños jóvenes sin recursos en todo el país.

Agricultura ecológica, Medio-Ambiente, Seguridad alimentaria y Recogida de residuos-reciclaje

Nos cuentan que empezaron su andadura con la sensibilización a los agricultores. Utilizaban muchos insecticidas y pesticidas en los cultivos y destruía la naturaleza en los años 80.

No trabajan con beneficiarios individuales, es un trabajo con la comunidad. Toda la comunidad está comprometida, mujeres y jóvenes trabajadores trabajan por una agricultura más ecológica. Se trata de un Programa en marcha donde hay pequeños proyectos para productores y organizaciones femeninas reconocidas (se agrupan en GIE legalizados que les permite hacer una actividad económica). Trabajan por la agricultura ecológica, en la comercialización y transformación

Aquí  ayudan en las AGR, educación medioambiental y agricultura ecológica.

Cuentan con 2 órganos de gestión: la Federación, que engloba a todos los actores. Guédé Village. Y una Mutuelle, nacida de la Federación pero independiente de ésta, permite la financiación de actividades agrícolas productivas. Creada a partir de participaciones sociales de sus asociados. La Federación puede dar dinero a la Mutuelle, pero no influir en ella. Esta organización les acompaña a través del refuerzo de capacidades, formación y seguimiento de las actividades. La coordinación se hace desde Dakar. En Guédé trabajan un responsable de zona y 3-4 colaboradores (técnico de producción y estudiantes becados stager).

Actualmente esta organización realiza:

       - apoyo a los grupos de actividades generadoras de ingresos (AGR), en la producción y en la comercialización

-      apoyo a la red de escuelas en la educación medioambiental para una producción agrícola sostenible, durable, no contaminante

-      apoyo a la innovación y a la investigación (ej. Disminución de la contaminación, mejora del sistema de riego, búsqueda de motopompas con fuerte capacidad, que no se estropeen a menudo, experimentación)

-      reporting y seguimiento a través de personas originarias de la zona, locales; la proximidad es muy importante para el buen funcionamiento del programa

Hay mujeres que son miembros de la comunidad participan también en la administración local, lo cual es también muy positivo.

Otra de las actuaciones de esta organización es la lucha contra las empresas grandes extranjeras y terratenientes que se están quedando con lo mejor de las tierras cultivables y desplazando a los agricultores locales. Se han agrupado en organizaciones para trabajar por el derecho de las comunidades a trabajar sus propios terrenos. Así el CNCR es el Consejo Nacional para la Consulta y la Cooperación Rural, organización para reformar las leyes agrarias.

En la aldea de Guédè Chantier (6.600 habitantes y 430 niños en la escuela) nos recibe el Director de la Escuela, Oumar Sow. Ésta forma parte de una Red de 14 Escuelas Ecológicas, donde se educa en el medio ambiente a sus alumnos. Se trata de una labor de prevención, pues en la zona, hay muchos desechos plásticos, químicos, la agricultura utiliza pesticidas y desde la escuela fomentan el reciclaje y la Agricultura Ecológica.

Por ejemplo, los chicos fabrican compost para el jardín, recogen los desechos plásticos. Hacen separación de desechos. Tienen reuniones con los padres para explicarles también y así separar desechos también en las casas. Los profesores a veces van a las casas para enseñarles. A través de la organización local, compran cubos de basura, palas, picos, etc para recoger la basura y separar.

La Red de Escuelas Ecológicas cuenta con 2.134 alumnos.

Para aquellos chicos que han acabado el colegio y no tienen trabajo, como están formados en agroagricultura, la organización local les apoya proporcionándoles el material para que puedan vivir de eso. Es posible cultivar sin destruir el ecosistema, es posible cultivar de una manera sana y sostenible.

Otro módulo en el que trabajan es el de la nutrición. Comer bien, quizás no mucho, pero bien. Comer de lo que cultivan: arroz, mijo, maíz, y también verduras, zanahoria, calabacín… y comer menos alimentos azucarados.

Las mujeres trabajan en la agricultura, pequeño comercio, transformación de arroz, costura… y están organizadas.

Cuentan con una MUTUA con la Federación de hombres y mujeres. El dinero para el comienzo lo puso la organización local con la que nos reunimos. Los préstamos que conceden pueden ser individuales o colectivos (p.ej. un campo para cultivar).

Hay GIE organizados formalmente (presidente, secretario, tesorero). Se reúnen en 4 Asambleas al año y 1 ó 2 veces al mes en Comité. Todos los grupos organizados están afiliados a  la contraparte y la mayoría de los agricultures BIO.

En Guèdé Chantier los grupos son:

- jóvenes transformadores (jeunes transformateurs),

- amigos de la naturaleza (les amis de la nature) y

- unión de productores de Guédé (unión des producteurs de Guédé)

En Guédé Village tienen otras agrupaciones, federaciones y mutuas que trabajan  en agricultura sana y sostenible.

Cada grupo tiene su responsable. Se ha hecho una asociación GIE que se ocupa de las basuras, recogen y separan, pero tienen un gran problema con los plásticos. El propio Ayuntamiento tiene un departamento de Medio Ambiente.

 

Historia de los proyectos

Nos cuenta que comenzaron con una fase piloto (año 1999-2000) en la búsqueda e investigación de productos procedentes de la agricultura ecológica, realizando formación a través del refuerzo de las capacidades en eco-agricultura. En 2000-2005 fue la fase de aplicación, puesta en práctica, en terreno lo aprendido. Les enseñaron todo lo necesario para todo el proceso agrícola, desde la elección de semillas, plantar, recoger, abonar, etc. hasta su comercialización. También se fomenta el uso de una buena fertilización, un buen compost.

El cambio de mentalidad fue difícil, que la gente dejara de realizar los cultivos tradicionales y se decidiera por la agricultura ecológica. Para probar las ventajas de la agricultura ecológica hicieron un ensayo en el que se cultivaron a la vez 3 modos de agricultura: 1) el cultivo tradicional, con abonos químicos y pesticidas que usaban hasta entonces, 2) agricultura ecológica, con abono natural y 3) un tercer cultivo natural, sin abonar, sin añadir nada. El resultado mejor fue para la agricultura ecológica donde la inversión era menor y obtenían así mayor beneficio, además de cuidar la naturaleza.

Apuestan por la diversificación en el cultivo de verduras, con el objetivo de comer sano. Controlan la planta cada semana, control de humedad, les enseñan para que luego lo hagan los productores por sí mismos. Ahora se encuentran en la fase de consolidación, han acabado la formación y apoyan, acompañan. Si hay problemas les llaman para intentar resolverlos.

Los grupos que la contraparte ha formado están perfectamente organizados (Presidente, Consejero, Tesorero, responsable comercial, responsable crédito, etc.) y en la mayoría son mujeres. Todos los grupos están reconocidos legalmente. La explotación de los cultivos suele hacerse de manera individual, pero los beneficios son del grupo, venden los productos que cultivan en grupo.

Ellos intervienen no sólo en los cultivos, sino también en los árboles, para evitar la deforestación. Sensibilizan a las comunidades sobre los beneficios de replantar árboles.

En cuanto a las tierras cultivadas, aprovechan la tierra de los ríos según la época del año para cultivar. Cuando hay crecida del río tienen el agua más cerca y aprovechan su caudal, sino utilizan una motopompa. Cuentan con 5 ha para cereales y 5 ha para veduras (antes tenían 30 ha). Esas tierras ahora las cultivan 49 mujeres, cada una trabaja su parcela, se ha dividido el terreno por tramos.

Nos habla ahora el grupo de mujeres, que representan a 6 barrios, cada una de un pueblo. Así podrán transmitir lo que hemos hablado. Oumou Alassane Sarr, representante de todas ellas. Nos dice que les gustaría trabajar con nosotros como grupo. Hacen pequeño comercio. El grupo que ella dirige pide crédito a la Mutua y lo reparte entre todas. Se han unido como grupo reconocido jurídicamente para poder pedir dinero y hacer pequeñas iniciativas. Hacen agricultura y también compran arroz y lo venden con un beneficio. También si tienen dinero, producen arroz. Les va bien. Han pedido un crédito de 750.000 FCFA. Dicen que necesitarían un local grande para hacer el stock del arroz y venderlo. Si necesitan formación extra pueden pedírselo a la contraparte y también consejos para la gestión

 

 

Bajo un mismo cielo

Autora: Lourdes Crisol (Técnico de proyectos de Construye Mundo) Noviembre 2016

Este ha sido mi segundo viaje a Senegal de la mano de “CONSTRUYE MUNDO”.  Me preguntaba antes de salir de viaje cómo sería éste, pues seguro no sería como la primera vez, imaginaba un impacto menor. Y tras la vuelta, puedo decir que ha sido diferente, pero igualmente me ha tocado el corazón. 

A tres mil kilómetros de España y bajo un mismo cielo, Dakar nos recibió con calor y mucho gentío en el aeropuerto. Ha sido un viaje intenso, concentrando en ocho días mucha información, intentando no perder ni un detalle de lo que íbamos a ver, proyectos que se habían llevado a cabo y nuevas posibilidades de cooperación que podían surgir.

Me he traído un montón de nuevas imágenes y también olores, sensaciones, miradas, historias, sentimientos y de nuevo muchas sonrisas.

He vuelto a descubrir Senegal a través de su movimiento, el tráfico en las calles de las grandes ciudades como Dakar, sus rotondas donde nadie cede el paso, las estrechas carreteras en el camino hacia San Luis y Podor con coches y camiones llenos de gente, hasta arriba de gente, los carros tirados por caballos o burros transportando bidones de agua, vacas, burros o cabras cruzándose por los camino como un peatón más, el bullicio en las “lumas” (mercados locales) de las aldeas, niños jugando en la calle al fútbol con una pelota improvisada hecha de trozos de tela o rodando una rueda, el baño divertido de los chicos en el mar…

 

 


 

Lo he descubierto también a través de su quietud, como en la paciente espera de los vendedores de las pequeñas tiendas del camino, vendedores de fruta, alfarería o cacahuetes esperando la parada de los coches para ofrecer sus productos, o la de aquellos hombres del camino en callada conversación frente al mar. Quietud, como la de la noche en la aldea de Daga Awgalli, donde sin electricidad, sin poder encender una luz, un firmamento lleno de estrellas mostraba su grandiosidad.

He admirado Senegal esta vez también un poco más a través de las historias de sus gentes, su agradecimiento, sus inquietudes, sus oportunidades, sus fracasos, sus ganas de construir y mejorar. Nos han hablado de niños que trabajan, que no van a la escuela, que ni siquiera se les inscribió en el registro civil al nacer. Y de personas que los ayudan a organizarse en grupos, los dirigen, acompañan, alfabetizan o apoyan en su formación. De profesores de colegios que fomentan la agricultura ecológica a través de la formación en esta materia y educan en el cuidado del medio ambiente, enseñando a sus alumnos a separar y reciclar residuos, en la medida en que sus medios lo permiten. Historias de mujeres que se agrupan para ser más fuertes y prosperar, aunque muchas de ellas no sepan leer ni escribir, mujeres que llevan todo el peso del hogar.

Hemos contemplado el trabajo hecho amor en el cuidado de 81 bebés huérfanos o abandonados y el trabajo hecho entrega de quien confía en que seguirá habiendo personas que voluntariamente cedan su tiempo y conocimientos en formar a jóvenes para tener un futuro mejor. También la ilusión por un proyecto comenzado que empieza a dar frutos, pues gracias al pequeño comercio de venta de azúcar o té, de bordado de sábanas o de cría de ovejas hay quien compra material escolar a sus hijos o calzado o comida variada para su familia.

 

 


 

Y hemos visto que para conseguir lo esperado, la ayuda ha de venir ligada al esfuerzo, al compromiso. Que esa ayuda prestada adquiere sentido cuando ha servido para mejorar la vida de una persona, le ha permitido prosperar, lo cual trasciende siempre en beneficio de su comunidad, su aldea, su pueblo, y al final todos ganan, todos ganamos.

Senegal me ha dejado huella percibiendo una vida entre plásticos y desechos, pies descalzos, ropas viejas, niños pidiendo limosna, pero también me ha llegado a través de sus sonrisas, sus caras de “buena gente” y su interés por lo inusual, algún niño incluso asustado por mi piel blanca, la diligencia de las mujeres caminando largas distancias para traer agua a la aldea, la constancia de los niños y jóvenes recorriendo cada día varios kilómetros para ir a la escuela, el olor de sus comidas, los colores de sus vestidos, su hospitalidad, su acogida, su vida en comunidad como una gran familia, compartiendo comida en un mismo plato, la sombra, el agua, el trabajo, un té…, sus buenos deseos para con nosotras, su agradecimiento, su bondad… hasta me traigo el cariño de un perro llamado Caramel, que nos acompañó una tarde en un paseo por la playa, cual guardián.

 


 

 

Y ya a la vuelta del viaje, al poner de nuevo los pies en España, Senegal ha seguido presente, al sentir de nuevo el contraste: “Bienvenida al desarrollo”, parecían decirme nuestras increíbles infraestructuras, carreteras sin baches, calles limpias, orden en el tráfico… y al llegar a casa, mi familia, mi acomodado hogar. ¡Qué afortunada!

Felicitar a esas personas de carne y hueso, que luchan por sensibilizar, educar y formar en valores humanos, en responsabilidad, en conocimiento, a las que trabajan por generar riqueza y prosperidad con pequeñas ayudas y con mucho esfuerzo para mejorar la vida de sus familias, sus vecinos, su país. Y por aquellas otras que con sensibilidad, constancia y entusiasmo, tiran del carro, no se dan por vencidas y siguen trabajando por construir un mundo mejor.

Senegal nos recibió con calor y se despidió con un gran abrazo. Ahora, “Insha'Allah” como dicen allí (si Dios quiere), intentaremos poner nuestro granito de arena para reducir diferencias, quizás necesitando un poquito menos, quizás aportando un poquito más. Al fin y al cabo todos vivimos bajo un mismo cielo.

Yarama” (en pulaar, gracias :)